Molinos de Duero y su entorno

     La Real Posada de la Mesta se encuentra ubicada en Molinos de Duero, poseedor del “Premio C de Turismo”, es uno de los pueblos más característicos y señoriales de la provincia de Soria, centro destacado de la Real Cabaña de Carretería de lo que dan fe sus casonas de mampostería y piedra noble, con amplias chimeneas y portalones espaciosos para dar paso a los carruajes. La localidad se halla en un marco natural incomparable, a los pies de los Picos de Urbión que albergan la sobrecogedora Laguna Negra, y a orillas del Duero y del embalse de la Cuerda del Pozo.

     A 20 kilómetros de la Posada, en las primeras estribaciones de la Sierra de Urbión se encuentra la Laguna Negra de origen glaciar. La sobrecogedora belleza del conjunto ha inspirado todo tipo de leyendas y poemas por el halo de misterio que la envuelve. Desde la laguna parte uno de los caminos de ascensión al Pico de Urbión del que mana una pequeña fuente donde nace el río Duero. Toda la Sierra de Urbión que rodea la Posada está repleta de bosques naturales de gran importancia para el estudio del mediambiente. Un lugar ideal para realizar rutas con monitores especializados en interpretación de la naturaleza, con circuitos en los que poder observar flora, fauna y morfología del terreno. Destacan las abundantes colonias de ciervos y corzos. 

     Dentro de la Sierra de Urbión merece una visita el paraje de Castroviejo, un lugar donde la naturaleza se manifiesta en toda su majestuosidad, con grandes moles de piedra, de formas mágicas desde donde se puede contemplar una de las mayores masas forestales de pino silvestre de Europa.  

     Un delicioso paseo desde la Posada puede conducirle hasta las orillas y las excelentes playas de arena blanca del Embalse de la Cuerda del Pozo, donde vierten sus aguas el río Duero y pequeños afluentes y arroyuelos. Bajo sus aguas está sumergido el pueblo de la Muedra, del que aún puede verse el campanario de la iglesia. La pesca de la trucha está permitida casi todo el año.

     Vinuesa, Salduero, Covaleda o Duruelo, son algunos de los pueblos lindantes con Molinos de Duero que merecen un alto en el camino por su belleza y atractivo, en los que se pueden encontrar interesantes muestras de la riqueza del patrimonio historico-artístico castellano-leonés.

     La Posada es un punto estratégico inmejorable para iniciar cada mañana cualquiera de los múltiples recorridos turísticos que ofrece la provincia. A menos de 30 minutos de viaje se puede visitar: Sorial, El Burgo de Osma, Calatañazor, Cañón del Rio Lobos, Ruinas de Numancia, el Valle de Tera, la Ruta de las Icnitas. La Posada facilita todo tipo de información, guías, planos, etc para disfrutar de estas rutas.

 

IR A PRINCIPAL